04 junio 2011

EL QUE RÍE EL ÚLTIMO...


Sin lugar a dudas en la pasada boda de Guillermo y Kate hubo dos protagonistas de excepción: la hermana de la novia y la prima de novio. Aunque el motivo fue el mismo, los estilismos de ambas, que en algún momento lograron eclipsar a la mismísima novia, los criterios fueron totalmente opuestos.
Pippa gano "por goleada" todos los premios que se otorgan en este tipo de acontecimientos lúdico festivos a la elegancia, el glamour, la belleza. En definitiva, fue en opinión de todos, profesionales y aficionados, la más de la más.
Beatriz de York, como el jamón, cosecho en reñida disputa con su hermana Eugenia, también de York, todos los premios en el terreno opuestos. Desde la distinción al peor estilismo, pasando por la más excesiva e inapropiada, hasta llegar al que fue, sin duda, el tocado más esperpéntico, no ya de esta boda, sino de cuantos tocados/sombrero se hayan podido lucir en el reino de su "graciosa majestad" por los siglos de los siglos...


Pero como bien dice el refrán: "el que ríe el último ríe mejor" o ese otro de "la suerte de la fea..." ésta chica, que a juzgar por lo visto debe haber heredado de su madre, la ex princesa Fergie, un carácter positivo y "emprendedor" y un estilo impermeable a la más mínima señal de buen gusto, debió pensar que dado el EXITO del accesorio, en este caso no puedo hablar de complemento, porqué no subastarlo y donar los beneficios a una buena causa. 
(Imagino que la pieza en cuestión no debe ser una mera anécdota en su ropero y cuenta con una colección de tocados, y hundidos, indescriptibles...)
Total que unos días después de la Gran Boda, Beatriz subastó en eBay su "sofisticada rosquilla tamaño XXL" por 130.000 dólares, unos 93.000 €
Philip Treacy, autor de la codiciada pieza, paradigma de la elegancia y el buen gusto, que ha "tocado" con gracia y estilo la cabecita de Sarah Jessica, Vicky Beckham, Tara Palmer... y que ha colaborado con grandes de la moda como McQueen o Lagerfeld, no soñó jamás que por una de sus creaciones se llegará a pagar tal cantidad de pasta, el cobró a Beatriz 1.200 €, y mucho menos que fuera subastada, lamentablemente no en Christie´s, como si de un Rembrandt se tratará.
Ya solo nos queda resolver la gran incógnita: ¿Quién se atrevió a comprarlo?Se admiten apuestas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por comentario. Tu opinión es siempre bienvenida.

Compartelo con tus amigos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips